Consejos para una boda perfecta

Ser fotógrafo de boda profesional conlleva la tarea de aconsejar a los novios para que cuando vuelvan a ver unas fotografías de calidad, recuerden y vuelvan a sentir todo lo vivido en ese gran día. A la hora de planificar vuestra boda, lo detalláis todo para que sea una boda perfecta y uno de esos detalles son las fotos de boda, del que nosotros como profesionales en reportajes de bodas, somos responsables de hacer una fotografía diferente, creativa y de calidad. Pero esto no se puede dar o es más difícil de conseguir si no se parte de una base que facilite la labor todo lo posible.

La mayoría de las parejas piden consejo porque quieren obtener los mismos resultados que ven en en esta web, siempre dentro de su estilo y personalidad. De las fotos nos encargamos nosotros, esa es la respuesta a sus interrogantes, pero para que se puedan dar todos los parámetros que permitan ser aún más creativos y diferentes hay unos consejos que a la vez que sirven para que podamos realizar fotografías cargadas de sentimiento y que cuenten la historia de ese día, también sirven para que los novios puedan divertirse, emocionarse y sentirse los protagonistas de ese gran día sin que les resulte complicado. Aquí van unos consejos para una boda perfecta, con los que vosotros y vuestros invitados disfrutaréis de ese día cargado de sentimientos y buenos momentos.

Planificad y calculad los tiempos de la boda: No hace falta llevar un horario a rajatabla, pero si os marcáis unos tiempos e intentáis seguirlos todo saldrá perfecto. Si todo está organizado sólo os quedará disfrutarlo sin pensar en qué hacer en cada momento. El tener todos los tiempos controlados hace que os relajéis y disfrutéis más. La boda tiene que tener una dinámica, pensando en que muchos tiempos, al no ser calculados, se pueden dilatar más de la cuenta. Un ejemplo de tiempos que pueden ser tediosos son los del banquete. Hay banquetes que se alargan hasta el infinito, y eso sólo crea cansancio en los invitados. Pensad que muchos de vuestros amigos y familiares están deseando pasar al baile, donde no hay tanto “encorsetamiento” como en el banquete. Los cócteles deben ser abundantes y no demasiado largos.

Los detalles ponedlos en manos de vuestros amigos y familiares: Siempre habrá amigos y familiares que ya han pasado por la boda y esto los hace adquirir experiencia. Contar con esta experiencia y el apoyo de vuestros seres más cercanos seguro que os resolverá alguna que otra duda y os dará ideas que seguro no habéis tenido. Ellos estarán encantados en sentirse parte importante del evento y vosotros os podréis relajar.

La naturalidad es imprescindible para que todo salga perfecto: Algunas parejas intentan aparentar algo que no son por querer dar en todo momento una buena impresión, tanto a los invitados como a los profesionales que trabajaremos para ellos ese día. Es un error. Lo más importante es disfrutar de cada momento conforme a vuestro estilo y forma de vida. Así lo viviréis con intensidad. Y por supuesto no os tenéis que preocupar de como ponerse para una foto o de si estamos o no a vuestro lado. Nosotros iremos captando todos los momentos y captaremos todos vuestros sentimientos, sin que tengáis que estar pensando en si salís bien o mal en la foto.

Olvidad el móvilEn todas las bodas que hemos realizado siempre ocurre lo mismo. Familiares y amigos que ven la boda a través de la pantalla del teléfono móvil. Más pendientes de echar fotografías y grabando vídeos que de lo que se está viviendo en ese momento. Estar colgado al teléfono todo el día no hace que se disfrute más. Todo lo contrario. Además pensad que muchas veces hay fotografías que se estropean al aparecer en el cuadro multitud de manos sosteniendo un teléfono móvil.

Pedid a vuestros amigos y familiares que no presten atención a la cámara: Tened en cuenta que nosotros realizamos reportajes con un alto contenido de fotoperiodismo. Buscamos documentar el evento desde el principio hasta el final de forma natural y espontánea, interfiriendo lo menos posible en el desarrollo de cualquier acontecimiento. Queremos que tanto vosotros como vuestros amigos y familiares se comporten como si no hubiera una cámara delante, con naturalidad y espontaneidad. Esto es importante para conseguir fotografías que impacten y emocionen. Imágenes cargadas de naturalidad y sentimiento que os recuerden lo especial que fue el día de vuestra boda.

Elegid un profesional que se ajuste a vuestra personalidad: Es muy importante que el fotógrafo se ajuste a vuestra personalidad o estilo. Como podéis ver en la web, nuestro estilo es natural, nos gusta realizar fotografías en las que los protagonistas muestren sus emociones y sentimientos. Por muy guapos que seáis no sois modelos profesionales y no queremos que os comportéis como tal. Buscamos imágenes que os hagan volver a ese momento cada vez que las veáis. Que os llenen de cariño y emoción. Nosotros consideramos muy importante el tener una o varias reuniones previas. Así vosotros comentaréis cómo queréis que sea ese día, resolveremos dudas y sobre todo, nos conoceremos. Queremos ser un amigo más y no el típico fotógrafo que llega el mismo día de la boda, dispara la cámara y se va. Con estas reuniones, nosotros podremos explicar cómo trabajamos, lo que hacemos y lo que no, buscando siempre esa afinidad que va más allá de una relación fotógrafo-cliente. Es importante tener al menos una sesión fotográfica antes de la boda. Eso os mostrará nuestra forma de trabajar y hará que el día grande os sintáis más cómodos y relajados. Al igual que sucede con el fotógrafo, todo esto es extrapolable al videógrafo profesional. Tened en cuenta que si no se resuelven las dudas y no comentan todos los detalles relacionados con la forma de trabajar del profesional, puede que al recibir el resultado, no se obtenga lo que la pareja deseaba.

Haced que nos sintamos uno más, que seamos partícipes de todo lo que acontezca: A lo largo de ese gran día se darán momentos en los que los sentimientos y las emociones estarán a flor de piel por recuerdos o situaciones que desconocemos. Para nosotros es mucho más fácil desenvolvernos en este tipo de situaciones si nos lo habéis comentado con anterioridad. Una foto con algún retrato de seres queridos que ya no están entre nosotros, una foto con el amigo que hace años que no ves, etc… Infinidad de situaciones que desconocemos y que forman parte de la historia que queremos contar con imágenes. Lo mismo sucede con el banquete. Durante el mismo es normal que se den situaciones dignas de captar. Por todo esto, solemos recomendar a las parejas que durante la comida nos busquen un lugar privilegiado en el salón. Así podremos ver en primera persona todo lo que pasa. Si la novia decide entregarle el ramo a su hermana, si los amigos le dan algún regalo a la pareja o si los padres se emocionan al ver felices a sus hijos. Además, el tener a una o dos personas que vayan informándonos de lo que va a suceder o puede suceder, es una ayuda inestimable para capturar imágenes creativas y además servirá para que vosotros os relajéis y disfrutéis de vuestro gran día.

Son unos pocos consejos que, de seguirlos, harán un día inolvidable en el que se obtendrán unas fotografías de boda inolvidables. Nosotros ponemos los medios, la técnica y la creatividad, vosotros sólo tenéis que poner la ilusión y las ganas de disfrutar para que todo vaya rodado.

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no se mostrará