Acero toledano. Postboda Lola y Amador.

De acero toledano es el amor de Lola y Amador. Fue allí, en Toledo, en esa ciudad imperial, donde todo se fraguó. Y fue allí donde Lola y Amador quisieron realizar una sesión posterior a la boda para recordar momentos inolvidables. Ya pasó su preboda por las calles de Jaén, donde por primera vez salían a relucir sus Converse rojas. Zapatillas que fueron también coprotagonistas en su boda y que, faltaría más, también lo fueron en la postboda. Llegado el momento, se calzaron las Converse y a brincar por los rincones históricos de esta bella ciudad. Hubo hasta tirolina sobre el Tajo. Un fin de semana previo a las fiestas navideñas en el que pudimos disfrutar de Toledo a tope. Y sobre todo, disfrutar de la simpatía y la sana locura de Lola y Amador.

Como ya os he hablado en anteriores entradas sobre esta pareja, no voy a extenderme más. Como siempre que sean las imágenes las que cuenten todo. Las anécdotas y momentos se quedan para nosotros. Aprovecho para agradecer nuevamente a Lola y Amador su confianza en mi trabajo. Le doy al “play” y comienza a sonar “La trampa”, la primera pista del nuevo disco de “Los Zigarros”.

 

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Whatsappéame