Calas de Conil con Marta y Enrique

La tercera vez que me encontré con Marta y Enrique, esta pareja de madrileños con raíces jaeneras, fue en un lugar impresionante. Siempre que yo he estado en Cádiz lo he hecho por la zona de la capital. Conozco su preciosa luz, su idiosincrasia, pero no conocía las espectaculares calas de Conil. Y allí, en esas calas de Conil, donde tantos recuerdos de la infancia le traen a ambos, es donde terminamos el reportaje de Marta y Enrique que empezamos con su preboda en Aldeaquemada y su boda en Jaén.

Luz radiante, impresionante, maravillosa. Una pareja genial y una ayuda inestimable, esta vez de Nuria, mi esposa. La sesión íntegra la hicimos en la playa, y no, no se mojaron nada más que los pies. No soy yo muy de hacer que la pareja se meta vestida en el mar, además, el oleaje no contribuía a ello. No me gusta que la pareja termine empapada sin necesidad. Claro, que si se empeñan en mojarse, no seré yo el que les quite las ganas. Este no fue el caso, y sólo la luz maravillosa de Cádiz ya me dio un montonazo de fotos.

No suelto más “ladrillo”. Os dejo con un pequeñito resumen de esa tarde gaditana. Os dejo con Marta y Enrique en las calas de Conil. Suena “No surprises” de Radiohead mientras doy al botón de “publicar”.

 

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Whatsappéame