Carlos, Estefanía y una de las joyas de Andalucía.

Carlos y Estefanía, gaditano y granaína. Elegancia y simpatía. Ya tuvimos la suerte de conocer a Carlos y Estefanía en Salobreña, donde Carlos nos brindó su amabilidad y Estefanía su eterna y bonita sonrisa. Fue una tarde de verano magnífica. Después llegaría su boda en una de las iglesias más bonitas que puedes encontrar en Granada. Allí fuimos testigos privilegiados de ese enlace entre Granada y Cádiz. Y por último, nos volvíamos a encontrar en Granada unas semanas después de su gran boda, para darnos un paseo por sus calles, conocer nuevos rincones y darle al disparador de la cámara incansablemente.

Fue una mañana magnífica en cuanto a fotografía, aunque al final la lluvia incesante nos cortó la sesión. Pero lo mejor es que pudimos disfrutar de la compañía de Carlos y Estefanía una vez más. Para nosotros es un placer encontrarnos con nuestras parejas una y otra vez más, y si hay por medio una cámara, o tres como en este caso, más placer. Agradable paseo por rincones conocidos y no tanto de una de las joyas de Andalucía, Granada. Siempre intentando dar una vuelta de tuerca más a nuestra fotografía.

No me enrollo más, porque lo que me gusta es que sean las fotografías las que hablen. No soy escritor, soy fotógrafo. Os dejo con esta pareja en su sesión de postboda en Granada. Suena “If we were Vampires” de Samantha Fish, bajito, eso sí, que son las 02:00 de la madrugada.

 

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Whatsappéame