Jorge, María y un lluvioso día.

Gran día el que pasamos en su preboda, gran día el que pasamos en su postboda, que pronto estará por aquí. Y como no podía ser de otra forma, grandísimo día el de su boda. Gran pareja. Jorge y María nos dieron momentazos, y pese a que el día estuvo muy pasado por agua, en ningún momento perdieron la sonrisa y las ganas de disfrutar de su gran día. Y, como dice el refrán, novia mojada, novia afortunada.

Un placer haber trabajado con y para ellos. No voy a enrollarme más. Prefiero dejaos ya con sus fotos y con sus impresiones de ese día. Que sean ellos los que lo cuenten. Suena “Everlong” de Foo Fighters mientras termino esta entrada. Doy a “enter” y para arriba.

Una boda pasada por agua. De esta manera es la mejor de forma de describir el 14 de septiembre a pesar de haber sido el día más bonito de nuestras vida. Para nosotros fue un día mágico e inolvidable. Lo pasamos genial rodeado de todos nuestros amigos y familiares. A pesar de que el día nos deparaba un centenar de emociones, en primer lugar sólo desbordábamos nervios, sobre todo Jorge. Aún así nos encargamos en hacer felices a todos nuestros invitados e intentar que no olviden nunca nuestro gran día porque nosotros jamás lo olvidaremos y ese era nuestro principal objetivo. Una boda para todos, única y, sobre todo, diferente pero con un centenar de sensaciones diferentes que sólo nos queda agradecer a Manolo y Gracia porque fueron los encargados de poder recoger cada momento y hacerlo único a través de sus cámaras. Por nuestra parte os damos las gracias por acogernos de una manera tan maravillosa como lo habéis hecho.
Un saludo enorme al equipo Sánchez Creativo porque sois únicos.

 

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Whatsappéame