Lucía, Antonio y Granada a sus pies

Hay parejas con las que siempre es un placer compartir una tarde fotográfica. Antonio y Lucía forman una de ellas. Terminada su bonita boda y ya de regreso de su viaje, a los pocos días volvían a cargar con el traje de novia y para Granada que nos íbamos a echar una gran tarde. Mi compañera Gracia nos esperaba para sumarse a la sesión de fotos. Granada se puso a los pies de Lucía y Antonio. Ya no había nervios ni miedo a la cámara. Éramos como de la familia, y eso se hacía notar. Antonio y Lucía estaban relajadísimos con Gracia y conmigo, y eso se nota en el resultado final. Lucía no perdía esa bonita sonrisa ni cuando se nos iba la pinza y hacíamos locuras fotográficas. Aquí tenéis una pequeñísima muestra de lo que nos dio Granada. Antonio soportó estoicamente el calor del verano granadino.

Suena “Yo quería ser normal” mientras doy al botón de publicar. El nuevo tema de Tequila después de 37 años para acompañar este pequeño resumen.

 

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Whatsappéame