Quemando rueda con Marta y Amador

Recuerdo todavía cuando Marta y Amador vinieron a contratar el reportaje de boda. Me acuerdo perfectamente de Amador diciéndome que a él no le gustaba hacerse fotos y a Marta diciendo que “le daba igual” y que se harían una sesión previa a la boda. Todo ello sin perder la sonrisa.

Firmaron el contrato de boda y el asunto de la preboda se quedó en el aire. Pero un mes antes de su gran día estábamos dando un paseo Martos, hablando de la boda, de nuestras vidas, y, por supuesto haciendo fotos. No podía ser de otra forma. Marta y Amador tenían que plasmar su historia en Martos, como buenos marteños y como portadores de los nombres de los patronos marteños, Santa Marta y San Amador.

Y sí, Amador se hizo fotos y hasta le pilló el gusto. Tanto fue, que, como buen “motero”, terminó destrozando el neumático de su Kawasaki para terminar una magnífica sesión preboda. Suena “Heartbreaker” de Tarque mientras termino de escribir esto.

 

Uso de cookies

Me obligan a molestarte con la obviedad de que este sitio usa cookies para tener la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
× Whatsappéame